jueves, 6 de marzo de 2014

Entre tú y yo.

Sea lo que sea, pase lo que pase; con el resplandor lupino ensombreciéndome, la confianza clara de la Llave; sintiendolo en cada latir del pecho al Ancestro; jamás habré tenido nada más claro.

Publicar un comentario