lunes, 12 de mayo de 2014

Fuck.

El ático, lo reconocía como el ático, de haber sido el sótano hubiera notado la humedad, quizás lo invente para estar más sereno, quizás me equivoque en esta conjetura, fruto onírico, fruto dulce.

Cálido. Al estar entre blancos senos, observando todo y nada, disfrutando de ello.
De pie observando otra vez, todo y nada, repitiendo la misma imagen, en la mente, en el tiempo...haciendolo eterno, mortal, secreta imagen para cualquier ojo, que vemos. Que nos ven, y vemos como nos ven, sin poder ver como realmente nos ve. Se divaga tanto cuando se observa.

Las Cajas, Cajas que plagan todo el lugar; cosas buenas, cosas malas... pero yo no creo en tal...cosas malas, que montón de...aquí están, guardadas, con polvo las más recientes , todo llace al reves, por lo menos el suelo se hace más suelo, se respira tanta calma, como estar agarrando un seno blanco, se me tornan tostados...exánime, solaz.

Publicar un comentario