jueves, 13 de febrero de 2014

Sombras

La más alta de las intransigencias reside en la autoproclamación intelectual y en la alevosía de la autocompadecencia.

Publicar un comentario