viernes, 14 de diciembre de 2012

Pifiasmentales

Pensando que solo eran palabrería, viejos cuentos que de una tierra lejana venían. Pero es cierto, tan verdad como el andar con el cielo por encima.

He sido testigo de la existencia de un espacio social cuyo nombre es Vasilona..........me cuesta hasta escribir. Creo que me haré monje budista y desapareceré de la faz de la tierra.
Publicar un comentario